6 IMPORTANTES SIGNOS Y SEÑALES QUE MUESTRAN QUE PODRÍAS TENER PROBLEMAS DE CIRCULACIÓN

En la mayoría de los casos, los coágulos de sangre son buenos. Por ejemplo, cuando uno se hace una herida, se necesita sangre que se solidifique y se aglutine en la zona para detener el sangrado.

Pero, a veces los coágulos aparecen cuando no son necesarios, y entonces pueden suponer un problema, sobre todo si se formen en las venas profundas cerca de los músculos. Este tipo de coágulo se llama trombosis venosa profunda o TVP e impide la correcta circulación de la sangre para mantener nuestro sistema en funcionamiento.

Puede llegar a ser incluso más grave si se expande hasta los pulmones, convirtiéndose en una embolia pulmonar (EP), un coágulo que impide que estos órganos vitales reciban el oxígeno y la sangre que necesitan, y que puede llegar a ser mortal.

Algunas personas son más propensas que otras a sufrir este tipo de coágulos, por lo que es muy importante reconocer los síntomas, para así poder actuar con rapidez.

ESTAS SON 6 SEÑALES QUE PUEDEN MOSTRAR QUE TIENES UN COÁGULO DE SANGRE:

1- Inflamación de una extremidad

Una pierna o un brazo hinchado son uno de los síntomas más comunes de la TVP. No dejes de acudir al médico si ves que se te empieza a inflamar una extremidad, especialmente si encima te duele.

“Los coágulos de sangre pueden bloquear el flujo normal de sangre en las piernas, causando inflamación,” dice Luis Navarro, fundador del centro de tratamiento de venas de Nueva York.

2- Dolor en las piernas o en los brazos

Normalmente, si sufres TVP, el dolor viene acompañado de otros síntomas como hinchazón o enrojecimiento, pero a veces puede ser independiente. El dolor de la TVP suele aparecer cuando estás caminando o cuando flexionas el pie hacia arriba.

Si te da un calambre y ves que la piel de la zona está caliente o descolorida, visita a tu médico.

3- Tos inexplicable

Si no se te quita la tos, y además tienes dificultades para respirar, frecuencia cardíaca elevada o dolor en el pecho, quizás sea una embolia pulmonar.

4- Falta de aliento o aceleración del ritmo cardíaco

Un coágulo de sangre en el pulmón relentiza el flujo de oxígeno. Cuando el oxígeno disminuye, el ritmo cardíaco aumenta para tratar de compensar la escasez.

Si tienes problemas para respirar profundamente podría ser una señal de que se te está produciendo una embolia pulmonar. También puedes sentirte débil, o incluso llegar a perder el conocimiento. Busca ayuda rápidamente, especialmente si alguno de estos síntomas se produce de manera repentina.

5- Dolor de pecho

Un fuerte dolor en el pecho puede hacer pensar que se trate de un ataque al corazón, pero también podría deberse a una embolia pulmonar. Sin embargo, el dolor de una embolia pulmonar tiende a ser agudo y punzante, y es más fuerte cuando se respira profundamente.

6- Enrojecimiento de la piel

Aunque es cierto que tras una contusión se forma un tipo de coágulo de sangre, pero no hay que preocuparse. Pero la trombosis venosa profunda causa enrojecimiento en el miembro afectado, y hace que el miembro esté caliente al tacto.

No lo dudes, en caso de sufrir alguno de estos síntomas, acude a tu médico.